El éxito en la autoedición

El éxito en la autoedición

En este post vamos a hablar sobre un tema controvertido en relación a la escritura y la publicación. Y en la vida en general. El tema del éxito, y haré todo lo posible para responder a la pregunta ¿Cómo podemos triunfar autopublicando?

Para empezar, tendríamos que hacer todos un ejercicio de autoconocimiento. Y creo que todos tenemos el suficiente tiempo de vida para descubrir algo tan personal como el éxito. Si eres de los que piensas que solo habrás alcanzado tu máximo objetivo en la escritura cuando vendas cincuenta millones de tu novela relacionada con las vicisitudes y el drama de un hombre que no puede escapar del cuidado de su enferma madre, olvídate de este post. Y olvídate de la literatura en general.

O podrías hacerte un favor a ti mismo. Deberías empezar a pensar que la idea de éxito es una construcción mental. Es una creencia, en algunas ocasiones limitante, que nos incapacita para seguir adelante. Sí, es tan grave como eso. Deberías empezar a pensar que quizá nunca llegues a vender esos cincuenta millones de libros. Y que, mientras te frustras en ese intento, te estás perdiendo el placer de escribir y mejorar; de perderte en mundos imaginarios y de encontrar a muchas personas que quieran acceder a esos mundos que tú has creado.

Muchas no quiere decir cincuenta millones. Quizá sean menos, y puede que adaptarte a estos objetivos te de mucha más confianza. Y sobre todo salud mental. O, si no, acabarás como aquel maravilloso personaje de la novela de Bret Easton Ellis -American Psycho-, que tan bien interpretó Christian Bale en la adaptación cinematográfica.

Si la idea de éxito es una construcción mental quizá podríamos emplear esfuerzo en crear nuestra propia idea de éxito. Como ya sabrás, el mundo de las ideas está lleno de subjetividad. Y parte de esa construcción que haces depende de tu manera de pensar, de lo que sientes, y de lo que aprendes. El dinero no tiene por qué formar parte de tu fórmula para el éxito.

Hay gente que después de jubilarse decide publicar aquel libro que siempre quiso escribir. Escritores tardíos cuya máxima ambición es la de ver publicado ese libro y ver a sus nietos y familia en la gran presentación de su libro ¿Quién tiene el poder y el derecho de decir que esa persona no ha tenido éxito?

Desde Kaizen tenemos la obligación de acompañar al escritor en su andadura. Queremos ser parte de su éxito, de su compañía durante el gran viaje de la escritura. Para eso tenemos el deber de transmitir el conocimiento para llevar a cabo unos objetivos, al menos, realistas. No queremos convencerte de que cumplas tu sueño. Queremos, primero, que crees y creas en tu propio sueño. Solo así nacerá en ti la historia que tendrá éxito de verdad.

¡Compartir es demostrar interés!